Leon Trotsky

"Sin una organización dirigente la energía de las masas se disiparía, como se disipa el vapor no contenido en una caldera. Pero sea como fuere, lo que impulsa el movimiento no es la caldera ni el pistón, sino el vapor."



11/9/10

Fuera Macri. Kirchner es complice

Mucho más que un estudiantazo

Con la toma sucesiva de facultades y colegios de la UBA, ha quedado demostrado que la rebelión de los secundarios distaba mucho de ser un conflicto local. En la próxima semana, y para ratificarlo, pararán los docentes porteños y los profesores universitarios de todo el país.

El movimiento estudiantil ha sacado a luz el estado de derrumbe de la educación pública, desde los salarios o becas hasta la infraestructura edilicia. Las tomas de facultades repudian también los mecanismos de privatización de la universidad, que emergen a partir de la asfixia presupuestaria. Entre ellos, los convenios o pasantías fundados en el trabajo precario de los estudiantes, que operan como subsidios al capital privado que los emplea. Las leyes educativas menemistas, que sancionaron esta demolición educativa, fueron dejadas en pie por sus sucesores aliancistas y por el kirchnerismo.

El gobierno kirchnerista –pero también Macri en la Ciudad- han previsto un presupuesto social que sólo se incrementó en la mitad de la inflación prevista para el 2010. Pero por los mismos motivos, también los ingresos del estado crecieron el doble de lo presupuestado. Los Kirchner manejan, gracias a ello, un “presupuesto extra” cercano a los 50,000 millones de pesos. Los quieren usar como garantía para los especuladores de la deuda pública, o para seguir subsidiando al gran capital. También en la Ciudad, Macri ha juntado plata “extra” gracias a la inflación.

La salida al conflicto educativo, por lo tanto, está a la vista: que se destinen esos recursos para aumentar los salarios de los docentes de todos los niveles; que se inicien en este año las refacciones reclamadas en todos los colegios; que se termine con la universidad con edificios prestados; que las becas y las viandas –y no el trabajo “basura”- aseguren la permanencia de los alumnos en el sistema educativo.

Como se actuaría contra cualquier arrebatador, los estudiantes han resuelto tomar lo que les pertenece. A ellos, a los trabajadores de la educación y a todo el pueblo que vive de su trabajo. Apoyamos incondicionalmente este gran “estudiantazo”, en defensa de la educación pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Partido Obrero frente a la crisis política y el paro rural

Este es el link para ver los diferentes videos del partido obrero